¿Qué diferencias hay entre el primer y el segundo embarazo?

         

¿Qué diferencias hay entre el primer y el segundo embarazo?

Como algunos ya sabréis, estoy en la recta final de mi segundo embarazo y, lo que tengo claro es que una segunda maternidad se vive diferente: ni mejor, ni peor. ¡Diferente!

En reuniones entre amigas ha salido muchas veces este tema y, hoy he decidido contaros a vosotras las diferencias que estoy viviendo.  

PRIMER EMBARAZO

SEGUNDO EMBARAZO

La manera de contar de cuanto estoy. Claramente por semanas y, alguna vez en semanas y días (25+5)

No me acuerdo de contar. Cuando me preguntan, por meses y a ojo…

Todos los cambios son vividos con muchísima intensidad y emoción.

No tengo tiempo ni para pararme a disfrutar de los cambios que siento, tengo una fierecilla que me tiene bien entretenida.

Cuando se acerca el final te mueres de las ganas de tener a tu bebe.

Veo que se acerca el final y pienso “Déjala ahí dentro un poco más que estoy muy tranquila”

Llevaba a rajatabla todas las indicaciones alimenticias que me recomendaban los médicos.

Soy más vulnerable a las tentaciones, me doy más caprichos y no tengo tan presente “la perfecta dieta equilibrada”   

Los cuidados de la barriga y de tu forma física son primordiales. Proteges tu barriga de cualquier golpecito.

No tengo tiempo, se me olvida. Me pongo la cremita cuando me acuerdo! Mi hija mayor se sienta encima de la barriga, la cargo en brazos continuamente y sin preocuparme!   

Estas casi todo el día conectado con el bebe: te acaricias la barriga, le hablas, le cantas…

Me olvido de la barriga (y eso que es enorme): acaricio a mi hija mayor, hablo y canto a mi hija mayor …   

Tienes los posibles nombres escogidos casi desde el día en que te enteras y, le das mil vueltas antes de decidirte.

La elección no ha sido tan complicada y, nos hemos tenido que “sentar” para decidirlo, iban pasando los días y no veíamos la necesidad de tenerlo ya!      

Te fotografías muy a menudo, semana a semana para ver la evolución de la barriga.

¡Ni me acuerdo, lo hago de vez en cuando!

Tienes respeto a lo desconocido, ¿Qué será esto de ser madre…?

Tengo pánico a la logística y a la organización con una recién nacida y mi hija mayor, que sigue siendo un bebe (2 añitos)  

Tenía las cositas del bebe y su habitación preparadas con mucha tiempo

Menos mal que esto ya está hecho del primero … :) 

En el segundo embarazo me planteo no caer en los mismos “errores” que con la primera. Ya os contaré como se nos da.

En el segundo embarazo me da penita pensar que mi hija mayor pueda pasarlo mal cuando nazca mi segundo bebe. Por esto de los celos, de que deje de sentirse en centro el universo. Imaginaros, es la primera hija, prima sobrina, primera nieta,… Aunque me consuelo pensando que todos los segundos han pasado por ahí y, que intentaremos hacerlo lo mejor posible para que lo viva de la mejor manera. ¡De aquí unos meses os cuento como nos ha ido!   

En resumen, en el segundo embarazo los pocos momentos de consciencia, se disfrutan multiplicados por 100! Son menores pero no menos intensos :) Y aunque lo haya parecido… Tengo que deciros que la ilusión por una segunda maternidad es la misma que en la primera.

Y con esto, ya acabo, siento nostalgia ... ¿Será mi último embarazo? ¿Será la última vez que sentiré esta maravillosa sensación? ...

Contarme ¿Cómo lo vivisteis? ¿Añadiríais alguna diferencia más?  

Publicado el 3/2/2015 en Embarazo y Parto

         

RSS 2.0 (Embarazo y Parto) RSS 2.0 (Second Baby)

2 comentarios

Anna

03 feb., 2015 11:28:44

Totalmente identificada

Acabo de tener un segundo hijo, una niña preciosa, y me siento Totalmente identificada contigo. Muchas veces me olvide de tomarme las vitaminas para el embarazo. Otro miedo que tenia era si podria querer igual que a mi hijo a mi nueva hija y Ahora que ya esta con nosotros puedo decir que la amo igual que a mi hijo de tres años.

Secondbaby

03 feb., 2015 11:57:44

Enhorabuena!!

Me encanta que compartáis vuestras experiencias, como mamis nos ayuda mucho!!
Tienes razón!! Se me olvido este punto, cuesta pensar que vas a quererlo igual que al grande pero estoy segura de que sí
¡Que bonita es la maternidad!

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios