Compras inteligentes para la llegada del bebé

¿Dentro de poquito seréis uno más en casa? ¿Quieres saber qué cosas son las más importantes para comprar y cuáles no? Te lo contamos...

Los comerciantes juegan con una baza muy importante a su favor: todos los que van a tener un bebé quieren lo mejor para su hijo y, probablemente, no quieren escatimar en gastos. Y nosotros nos preguntamos: ¿Lo mejor es siempre lo más caro? Y si encima lo vas a usar tan poco tiempo... ¿sale rentable?
Por lo tanto es importante saber qué hay que comprar (y qué no) para tu bebé.


Las tres inversiones más caras y necesarias son la habitación del bebé, el cochecito de paseo y la sillita para el coche. Hay que intentar buscar las mejores opciones para cada caso y situación personal, pero no debe escatimarse en comprar un carrito cómodo y que pese poco.

Hoy en día, la gran mayoría de padres compran habitaciones convertibles, un 2 en 1, una maxi cuna que se convierte en cama para adultos que lleva incorporada el cambiador, mesita de noche y el escritorio para cuando lo necesiten. De esta forma te ahorras tener que cambiar la habitación cuando pasan de ser bebés a niños y, además, es un bulto menos en el trastero cuando deje de usar la cuna y el cambiador.

Para el caso de la silla del coche, la más apropiada es la que mejor se adapte a la morfología de tu hijo, sea compatible con tu vehículo y sea fácil de instalar y usar. Se dividen en grupos, en función del peso del peque:

- Grupo 0 (de 0 a 9kg) [Ten en cuenta que sí tienes el Grupo 0+ en el cochecito, es de 0 a 13kg]
- Grupo 1 (9 a 18kg)
- Grupo 2/3  (de 15 a 36kg)

No hay que volverse loc@ comprando. En el caso de la ropa probablemente puede pedirse como regalo a amigos y familiares (la puede prestar una amiga o comprarla de segunda mano), y comprar tu lo mínimo imprescindible para llevar al hospital. Para la ropa sólo debería tenerse en cuenta que sea de algodón, que los remates y costuras estén bien acabados y que no tengan etiquetas que puedan rozar la piel del bebé.

En conclusión, todo aquello que puede ser prescindible y que no vaya en ello su seguridad puede ser secundario, por lo que puede ahorrarse ese dinero.

IMPORTANTE: No es necesario tenerlo todo preparado antes del nacimiento. Muchas madres se quedan en casa con calienta biberones, termos para líquidos, etc. y luego no lo usan porque con la lactancia materna no les hace falta nada; sólo mucha paciencia y mucho amor. :)  
Y en el caso de que no pueda ser, siempre se estará a tiempo de comprar lo que sea necesario.

¿Por qué gastarse tanto dinero? ¿Aún no has probado el mercado de la segunda mano? Seguro que te encanta y encuentras cositas preciosas que te serán muy útiles. ¡Echa un vistazo en Second Baby!

Comentarios

Deja tu comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December