¿Cómo preparar a nuestras mascotas para la llegada del bebé?

Adoramos a nuestras mascotas y el día a día con ellas nos hace muy felices. En breve llegará el bebé a casa. ¿Cómo debemos actuar? Y lo que siempre nos preguntamos: ¿aceptarán nuestros animales al nuevo rey de la casa?

Decimos rey porque, mientras no está el peque en casa, los amos y señores son nuestras mascotas. Acostumbrados a sus horarios, a su ritmo, tranquilidad y a su descanso como si cada día fuera domingo.

Cuando el bebé haya nacido y aún esté en el hospital, es importante que vayamos preparando a nuestros animales haciéndoles saber que un nuevo miembro llegará para quedarse, y que deberán acostumbrarse a él.

¿Cómo lo hacemos? Como todos sabemos, tengamos perro, gato, conejito… todos ellos nos reconocen por nuestro olor. Por lo tanto, es importante mostrarles el olor de nuestro bebé esos días previos, para que cuando llegue el día del encuentro ya le conozcan y no sea nuevo para ellos.

Así que al nuevo papá o a otro miembro de la familia le toca esta tarea. Los primeros pañales del recién nacido, los que apenas sabemos como cerrarlos una vez llenos, esos son los que nos interesan. ¡Que nos se los lleven las enfermeras! Los metemos en una bolsa y nos vamos a casa con el regalito. Quizá pueda parecer poco higiénica la situación, pero realmente es efectiva si queremos que el encuentro entre el bebé y los animales sea cómodo y tranquilo.

No es necesario abrir los pañales para que los huelan mejor. Seguro que desprenden suficiente “aroma” para que nuestras mascotas puedan percibirlo. Si repetimos esta conducta dos o tres días antes de la llegada del bebé, mucho mejor.

Que no realicemos este proceso no significa que nuestras mascotas tengan un mal comportamiento con el bebé, todo dependerá del carácter de cada animal. Son listos y cuando perciben que hay una barrigota creciendo cada día, saben que algo se “cuece”.

Buena relación entre el bebé y nuestra mascota

La mayoría de mascotas adoptan una postura de protección frente al bebé y su estado de alerta está activo las 24 horas. Es muy gracioso ver a los animales acercarse al bebé cuando éste hace algún ruidito o llora y luego nos miran a nosotros con cara de “¿qué  le pasa?”.

Es importante seguir tratando a nuestras mascotas como siempre, después de la llegada del bebé. Que pasaremos más tiempo pendientes del peque, por supuesto, pero algunos mimos para ellos también serán necesarios para que no se sientan desplazados.

En cuanto pasen unos meses y todos estemos acostumbrados a la nueva situación, no habrá mejor compañero de juegos para el bebé que su inseparable amigo peludo.

Familia con bebés y animales

¿Habéis realizado alguna otra forma de acercar a vuestro bebé a las mascotas? ¡Contadnos para compartir experiencias! 

Comentarios

Deja tu comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December