¿Cómo decorar tu casa de navidad sin que sea un peligro para tu bebe?

         

¿Debemos renunciar a la decoración navideña por tener niños muy pequeños? En Secondbaby creemos que durante los primeros años de vida de un peque la decoración se debe adaptar para que el niño comience a conocer la navidad y familiarizarse con ella sin que sea un peligro para él.¡Por eso te damos unos consejos!

¿Cómo decorar tu casa de navidad sin que sea un peligro para tu bebe?

Después de estos días de fiesta, en casa hemos aprovechado para decorar, junto a la peque, la casa con motivos Navideños. Sí el año pasado, con un bebe de 12 meses, que daba sus primeros pasos, ya pensé: ¡Que peligro tiene el árbol de navidad…! Imaginaros lo que se me ha pasado por la cabeza ahora que cumple en Nochebuena 2 años y, no solo por los peligros que pueda haber en mi casa, que dentro de lo que cabe hay soluciones, sino en todas esas casas a las que vamos a ir a festejar las fiestas y que no están preparadas para recibir a una terremoto como mi pequeña, ya que no tienen niños!

Así que después de pensar en todos los peligros que puede haber en una casa decorada de Navidad con un bebe revoloteando, desde Secondbaby os queremos dar unos consejos e ideas para que podáis prevenir accidentes y pasemos todos unas Navidades seguras, divertidas y tranquilas:

  • El Árbol de Navidad Sin duda el árbol es lo que más llama la atención de nuestros peques. Su mayor peligro, es que al querer tocarlo y quizás, zarandearlo (no sería raro) se les caiga encima. Una idea es atarlo algún mueble para que no puedan vencerlo o colocar uno de dimensiones más pequeñas en un lugar elevado y lejos de las manos del bebé. Depende mucho también de como os guste la decoración navideña y del espacio que tengáis en casa. A mí me gustan los árboles grandes y, que la peque pueda tocarlo sin que haya ningún peligro. Por eso he estado buscando alternativas por internet al típico árbol de navidad, podéis hacerlo con fieltro como lo hacen en Pequeocio o con material reciclado como lo hacen en Reciclame.

  • Los Adornos de purpurina y piezas pequeñas Otro gran peligro, cuando se trata de piezas pequeñas y de según qué material. Evita: adornos de vidrio, que contengan material toxico (pintura o purpurina) o que sean tan pequeños que tus hijos se los puedan meter a la boca. Por ejemplo, no compres perlas o adornes con dulces que parezcan reales porque querrán probarlas. Todos los adornos que coloquéis en el árbol de navidad deben ser irrompibles, por ejemplo, las esferas deben ser de plástico o tela, que al caerse no causen estragos en tu piso y por lo tanto los niños no puedan cortarse o lastimarle al jugar con ellas. Sí te gustan las manualidades puedes hacerlos tú mismo, os dejamos un post de Soy Mama En Casa donde recoge 41 tutoriales de adornos de navidad con material usado. Como este ejemplo que hemos encontrado en El Blog Verde o hechos con fieltro como los de Ideas De Manualidades


  • Para el Belén compra figuras grandes de plástico. El musgo y la arena sustitúyelos por papel o tela. No coloques accesorios pequeños, porque podría atragantarse sí se los meten a la boca.
  • La nieve artificial en aerosol no es recomendable ni siquiera para los niños mayores, por sí se les ocurre apuntar a los ojos de los demás.
  • Las plantas navideñas, como la Flor de Pascua es tóxica. Sí el niño la toca o se la lleva a la boca, puede intoxicarse. ¡Ponla en un sitio alto!
  • Las luces de navidad y los cables sueltos,  son un peligro en potencia, los cables incitan al niño a tirar de ellos y/o puede intentar desenchufar las luces y meter los deditos en el enchufe. Mi opinión es evitarlas hasta que sean más mayorcitos pero sino, intenta que los cables eléctricos queden escondidos detrás de los muebles o compra un aparato para esconder los cables. ¡Hazte con unas luces de buena calidad!
  • Los manteles demasiado largos son muy tentadores, tu bebé podría agarrarlos y tirar de ellos, provocando que lo que haya encima de la mesa le caiga encima.
  • Las velas encendidas  a los bebes les llama la atención el fuego, asegúrate de que las velas encendidas quedan fuera de su alcance. Y sí tenéis chimenea y pensáis encenderla, coloca una pantalla de protección, guarda los fósforos y los atizadores en un lugar donde no puedan causar daño.

 

Y para cuando vayáis a casa de alguien, PACIENCIA, al haber mucho más ajetreo y personas de lo normal, tendremos que prestar especial atención al peque y a los peligros que le rodean.

 

 ¿Se os ocurren más peligros durante estas fiestas navideñas? ¿Cómo los prevenís en vuestra casa?

Publicado el 9/12/2014 en Experiencias

         

RSS 2.0 (Experiencias) RSS 2.0 (Second Baby)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios